Nuevos soportes literarios que surgen de transitar  la búsqueda de nuevas formulas creativas, como los antiguos alquimistas perseguían descubrir el elixir de la vida….

Tras un continuo y multidisciplinar aprendizaje, guiado por el sentir y la necesidad de conocer de la artista, que no cesa de aprender diferentes técnicas interesantes, de lo más diversas y variopintas. Surge el atrevido y valiente desafío,  por aunar la “intención comunicativa estética” del texto literario con la búsqueda de nuevos soportes donde fijar la obra literaria, para revolucionar el panorama actual artístico, un poco anquilosado y centrado en lo meramente comercial, más que en la pureza conceptual de su esencia.

Rompiendo con los esquemas actuales de especialización productiva, la filosofía de nuestra creadora desde siempre transita otros derroteros, esos que apuestan por la pluralidad de la capacidad creativa, muy propia de los artistas renacentistas y humanistas. Ante la posibilidad de fusionar muchas disciplinas surgen posibilidades siempre muy interesantes y gratificantes por lo que conlleva su aventura primigenia.

La poética de darle alas a los poemas con soportes innovadores aunque ancestrales y primigenios al mismo tiempo, fue de donde partió la idea de investigar como crear nuevos soportes literarios….

“Los nuevos hallazgos artísticos, siempre surgen de una necesidad creativa. De un querer encontrar nuevas maneras de expresar, mas hondas, mas ancestrales. Actualizar lo ancestral, hacerlo moderno, sí cabe….”

…Todo empezó cuando como interiorísta, me tuve que plantear exponer de una manera innovadora  (en la nueva tienda física que iba a inaugurar aún disponiendo de un espacio muy reducido) los nuevos formatos literarios que estoy visionando, a partir de mi imaginario como  poeta, ilustradora y artista. Así nació “la exposición Poética flotante”, colgada del techo de antiguas vigas de madera de la nueva tienda….

*Colocados con cables metálicos de aluminio colgando,  distribuidos espacialmente de forma estratégica en una zona del techo del espacio-tienda, con diferentes longitudes, para luego poder distribuir los soportes especialmente elegidos, perchas de metal de colores especiales, que expondrían, colgados de ellas, todo “el proyecto expositivo”. Es de ahí que nacen los poemas flotantes.

* Combinando los 3 elementos que desde el principio de la escritura, utilizó la caligrafía japonesa Shodo: la tinta, los pinceles y el papel de arroz, con el arte chino del plegado del papel, el Origami. Es entonces como nacen las mariposas poema.

*Buscando  encontrar un nuevo soporte al terminar de escribir un nuevo Cuento…. surge “el Cuento de artísta”.

*Por un encargo de un “Proyecto a la carta” para una clienta que quería regalar algo muy especial para un nacimiento….es cuando surge “el Cuento cuadro”.

Y ante cada nuevo reto, va surgiendo algo nuevo, nuevos soportes que conquistar….

 

¡Crear es todo un reto, un gran misterio que abordar cada día…. una aventura apasionante!